La granada, aliada de tu cuidado estético

Muchas mujeres, por culpa de la caspa o simplemente por el tinte o las espumas que utilizan, tienen el problema de que sienten picazón en el cuero cabelludo. Ante eso, lo que pueden hacer es preparar un zumo de granada y, al menos una vez a la semana, aplicarlo como enjuague cuando se laven el cabello.

Si tienes el pelo rizado, debes saber que puedes preparar puré de granada. Este lo debes aplicar en el cabello y conseguirás como resultado unos rizos mucho mejor definidos, una melena brillante y además lograrás que tu pelo sea mucho más resistente a los habituales daños que trae consigo el uso de secador.

En estas fechas que nos encontramos y en los meses que tenemos por delante, la bajada de las temperaturas será notable. Y ese descenso traerá consigo que la piel pueda sufrir problemas de sequedad y de resquebrajamiento. Por eso, para hacerle frente a los mismos, nada mejor que aplicarse mascarillas caseras elaboradas con granada.

Si después del verano, en el que tu pelo ha estado demasiado castigado por el sol o por la sal del mar donde te has bañado, toma medidas. Una buena, que resulta económica y que permite lograr grandes resultados, es preparar un poco de zumo de granada y añadir unas gotitas del mismo al champú que se emplea habitualmente. Con esa sencilla actuación se logrará una melena con mucho más brillo.